miércoles, 14 de marzo de 2012

Isla del Toro

Un domingo soleado invita a hacer alguna excursión, ir a alguna fira, visitar un pueblo o descubrir una nueva cala. Y nosotros escogimos: excursión. Como fue un poco improvisado, tuvimos que elegir alguna excursión que estuviera cerca de Palma. Y a mi marido se le ocurrió ir a ver la Isla del Toro.

Isla del Toro

Hacía un par de años que pasamos por allí y vimos que se podía llegar hasta casi la isla. Así que, lo añadimos a nuestra lista de tareas pendientes.

Os recomiendo que llevéis zapatos o botas de montaña, porque el terreno está lleno de piedras y como no llevéis una buena suela, acabaréis con los pies hechos polvo.

MIRADOR D'ES CLOT D'ES MORO - ISLA DEL TORO - MIRADOR D'ES CLOT D'ES MORO
Tiempo y distancia: 1 hora y media aproximadamente
Dificultad: fácil (si no se llega a las rocas)

Para llegar aquí simplemente tenéis que ir por la carretera de Calvià hacia El Toro. Una vez que llegamos a El Toro, coger la primera indicación que nos lleva el puerto y seguir la calle hasta el final del todo. Podemos dejar el coche en esta calle sin problema (no suele haber muchos coches).

Antes de coger el camino que nos lleva a la Isla del Toro, si os asomáis al mirador, podréis ver que hay una escalera de hormigón que nos lleva hasta el mar. Vale la pena hacer un paréntesis en la excursión para ver este pequeño rincón. O si hacéis la excursión en verano, quizás podéis aprovechar para hacer un "capfico" y refrescarse.



Volviendo al camino de la excursión, después de unos pocos minutos caminando, os encontraréis una valla con un cartel que pone que es zona militar y que está prohibido el paso. Pues ni caso. Nosotros pensábamos que no se podía pasar y no os podéis ni imaginar el rodeo que hicimos. Mejor no os lo cuento, porque no nos matamos de milagro. Menos mal que solo nos llevamos para casa un par de moratones y algún que otro arañazo... ¡A quién se le ocurre!

Pues eso, que podéis pasar por la izquierda de esta barrera. La verja que rodea la zona está doblada y se puede pasar sin problemas. Después simplemente hay que seguir la senda del camino de tierra. En algunos puntos hay varios desvíos, que no se exactamente dónde van. Nuestro consejo es que siempre cojáis el camino de la derecha. Ya que la Isla del Toro nos queda a mano derecha.


Por este camino nos encontramos una especie de refugio militar, que actualmente se encuentra abandonado. Después de unos 20 0 25 minutos llegaremos a un punto en el que parece que se acaba el camino.

Es el único punto delicado de la excursión (y más si vas con niños o perros). Hay un pequeño salto en el que no teníamos muy claro como bajar a la Dori y subirla a la vuelta. Pero al final, nos decidimos a seguir. Es que la meta estaba tan cerca que no queríamos rendirnos a la mínima. A la Dori le costó un poco porque le dan miedo las alturas (creo que a todos los perros) y hubo que cogerla en brazos. Y no es una perra pequeña precisamente...

Pero se portó como una campeona. Después de este pequeño salto el camino a seguir parece que está señalado con unas pequeñas manchas de spray azul en las rocas. Así que, solo hay que seguir esas marcas. Es bastante fácil perderse. Por eso os aconsejo intentar seguir las marcas porque sino puedes llegar a puntos en los que no hay forma de seguir descendiendo...


Después de unos 10 o 15 minutos el paisaje cambia por completo. Ya no hay tierra, ni arbustos, ni nada. Simplemente rocas y más rocas. En este punto de la excursión es dónde más agradecerán nuestros pies que vayamos con el calzado adecuado. Las rocas son puntiagudas y muy cortantes debido a la erosión del viento y el mar.

Aquí nos encontramos con varios pescadores, así que me imagino que debía estar abierta la veda de pesca. Ya que la Isla del Toro es una reserva marina protegida. Casi, casi se puede llegar a la Isla del Toro, pero esto es lo más cerca que pudimos llegar. Como mucho, se puede intentar llegar hasta la otra orilla, si no hay mucho oleaje, siempre que estés dispuesto a mojarte un poco.


El camino de vuelta es el mismo por el que hemos venido. Simplemente hay que volver por nuestros pasos hasta llegar de nuevo al coche. Es una excursión corta pero interesante.

Y esta vez me despido con mi campeona, Dori, que la pobre se cansó un poquito. ¡Mirad que lengua! Casi le llega al suelo de lo cansada que está. ¡Hasta la próxima!

5 comentarios:

  1. Hola hoy he ido con mi primo a las islas gracias a tu explicación al parecer no entendí muy bien lo de coger el primer desvio a la derecha y seguí el camino hasta casi el final comiendonos unos 40 min de caminata jajajaja pero nos entretuvimos con la ciudaela abandonada que hay por ahí.

    Hemos hecho snorkel y la cantidad de vida marina que hay ahí es impresionante, barracudas, medusas, bancos de peces, meros, todo esto a vista de ubnos cuantos metros.

    Gracias por la guia!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Mati,

      Muchas gracias por tu comentario. Siento que te equivocaras de camino, paso pena de que la gente no entienda mis explicaciones. Pero perderse también tiene su lado bueno, que encuentras cosas nuevas, a veces, interesantes.

      Un saludo.

      Eliminar
  2. Os felicito por la escursion, referente a lo de la zona militar , ir con cuidado ya que se realizan maniobras con fuego real.saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola! Gracias por el aviso. Pensaba que ya no se usaba esta zona militar porque nos encontramos con muchos excursionistas. Habrá que tenerlo en cuenta.

      Eliminar
  3. Conozco esa zona militar, yo estuve allí haciendo la mili. Por la información que tengo, de vez en cuando realizan allí prácticas militares, osea que quizás si, haya fuego real. Para mi, zona preciosa, a parte de los buenos recuerdos. De lo mas bonito de la isla.

    ResponderEliminar